Con el incremento de la esperanza de vida, el deseo de mantener una buena salud, la dieta y el estado nutricional tienen gran influencia, particularmente en la prevención o tratamiento de diversas enfermedades que afectan a este grupo.