Los 33 grados de la masonería, la evolución del espíritu humano.

Los 33 grados de la masonería

La masonería es unas sociedades secretas más famosas del mundo, también es motivo de admiración, de criticas y de muchas teorías conspiratorias, si eres de México seguro debes de saber que muchos de los presidentes son Masones.

Sin embargo, la masonería es aún más preponderantes en países como Estados Unidos, o Inglaterra en el primero incluso su presencia es visible en varios símbolos nacionales y su moneda.

La sociedad siempre nos cuenta que son 33 grados, como la edad cuando murió Jesús, o como la escala de temperatura de Isaac Newton.  También es el paralelo donde se puso la primer logia masona del rito Escoses.

Y esos 33 grados, aunque no son secretos siempre nos genera curiosidad poder conocerlos, en este articulo conoceremos estos grados y una breve explicación de que tratan.

Los 33 grados de la masonería

LOS SIETE OBSTÁCULOS PARA LA INICIACIÓN 

Grado primero el grado del soberbio, y el saber que es profano.

Los 33 grados de la masonería

En este grado debes de dejar el conocimiento que has obtenido con el tiempo y que te hace preconcebir conjeturas y una sabiduría inútil que solo te hace ser soberbio y creer que ya sabes todo lo que se puede aprender.

Antes de este grado solemos fingir una humildad falsa, y supuestos deseos de aprender, pero cuando nos enfrentamos a la posibilidad de nuevos conocimientos, nuestro balde lleno impide aprender más.

Es el grado donde debemos vaciar nuestra mente y reaprender de manera efectiva.

Grado segundo La autodestrucción del necio.

Los 33 grados de la masonería

Este es un proceso donde el iniciado a este grado debe de suicidarse o al menos al ser superior que esta sobre toda la naturaleza, y aceptar su naturaleza inferior como un componente de todo lo natural.

Deja la necedad de buscar banalidades y todo aquello no tan relevante, abandonando los objetivos sin trascendencia he ir por lo verdaderamente importante y tras un objetivo trascendente.

Grado tercero de la avaricia egoísta.

En este grado el iniciado reflexiona a cerca del apego que tiene a los bienes materiales y al dinero si tiene acceso a estos bienes olvidara la posibilidad de llevar su espíritu a un nivel mas elevado,

En este grado el individuo debe dejar a un lado su alma codiciosa, y sus intereses para poder continuar en la escala.

Los 33 grados de la masonería

Grado cuarto el grado de la falsedad de las religiones el fanatismo y la superstición.

Los 33 grados de la masonería

Un grado controversial, donde el individuo debe luchar contra sus creencias cuestionar su religión y enfrentarse a sus dogmas y supersticiones, y es que antes de este grado el individuo se cree dueño de la única verdad y que su religión es la única y que ninguna otra tiene razón.

El individuo esta aferrado a sus creencias, a los dogmas, y a paradigmas culturales que impiden el desarrollo del ser humano.

La fe en si no es mala, al final los científicos tienen fe en la ciencia, y que esta resolverá lo inexplicable en un futuro, esto no deja de ser fe. El gran problema es:

Tener una fijación y confianza ciega en nuestras ideas sin importar cuales sean, esto te incapacita para descubrir la verdad. Antonio Porchia “Si yo fuera como una roca y no como una nube, mi pensar, que es como el viento, me abandonaría”.

Los 33 grados de la masonería

Grado quinto, el de la vanidad y los limites mentales.

Los 33 grados de la masonería

El individuo vanidoso esta contento y satisfecho consigo mismo, ya que creen que en su ser todo lo tiene y todo lo pueden conseguir y no necesitan nada más, normalmente suelen ser tontos y con una atrevida ignorancia que limitan su evolución.

La vanidad limita por que el aprendizaje es un acto de humildad y quien carece de esta virtud, no avanzara en la vida, jamás serás un autentico iniciado si no superas el envanecimiento.

Grado sexto de la Cobardía

La cobardía abunda en el mundo y ser iniciado solo es para valientes y atrevidos.

Sin embargo, todo el mundo se jacta de su valor y de su empuje, y se hacen pasar por nobles caballeros, sin embargo, huyen ante la aparición de un conejo salen huyendo.

El miedo son las dudas invisibles, que asaltan al profano y al aun no iniciado, los prisioneros del miedo son incapaces de asumir riesgos, aunque alardean de sus supuestas hazañas.

Si no superar el miedo a mitad de tu camino al alumbramiento enfrentaras grandes pruebas que te harán salir huyendo del camino.

Grado Séptimo el grado de la tolerancia y la haraganería.

Los 33 grados de la masonería

Ve aquí la incompetencia el letargo y la insolencia que se apodera del hombre, La incapacidad para desarrollar esfuerzos prolongados te aparta del sendero del iniciado.

Cuando careces de una verdadera motivación, pronto olvidaran sus propósitos el camino es difícil y se requiere gran tolerancia y proactividad para esforzarse para alcanzarla.

Los 33 grados de la masonería

LAS CUALIDADES DEL INICIADO

Los 33 grados de la masonería

Para ser iniciado requieres desarrollar algunas cualidades,

Grado octavo el grado de la rama seca.

La rama seca es el símbolo de la regeneración.

Una vez que la rama muere a una etapa de su vida, ella se encuentra seca pero no muerta, se prepara para poder renacer en una nueva ponderando las virtudes de su anterior existencia, esta rama simboliza la materia a divinizar.

El ingreso en la comunidad de iniciación, es a través de pruebas purificadoras simbólicas y reales, en este sentido se relaciona con el PRIMER GUARDIAN DEL HUMBRAL las hojas han muerto, y esto se relaciona con el despojamiento de los paradigmas.

La rama seca es el renacer a la verdad, el dejar morir tu ser actual llena de concepciones erróneas, paradigmas y preconcepciones, para nacer en un nuevo ser que busca su evolución y la posibilidad de trascender.

Rama seca y materia a divinizar son nociones paralelas que ofrecen una clave y abren una puerta.

Los 33 grados de la masonería

Grado noveno el águila y la intuición de luz.

Los 33 grados de la masonería

Los significados de este grado son múltiples, y no tan evidentes el águila simboliza la elevación y la espiritualidad, es un ave solar y en nuestra tradición representa al neófito o recién iniciado que busca alcanzar nuevas alturas.

Aquí nace la búsqueda intelectual, una búsqueda incipiente que va lenta y gradual, a la percepción de la verdad y se generar nuevas puertas hacia nuevas formas de existencias y conocimientos que hasta el momento eran desconocidas.

En este punto perdemos la venda de los ojos y la ceguera de la ignorancia, el fanatismo y la superstición todo esto ocasiona nuestros males y sufrimientos.

Grado decimo el toro alado

Este grado simboliza tradicionalmente la potencia, la fogosidad y la fertilidad este es el grado de las pasiones, el toro descansa y en el proceso le han surgido alas. La pasión se controla y se vuelve sublime le surgen alas.

El toro aun conserva los pies en la tierra, no pierde el contacto con lo terrenal, el iniciado no ha dejado de ser humano conservara el contacto con la realidad y la solidez del buen sentido, La fuerza y el vigor armoniosamente unidos con un mismo fin.

El toro dormido es nuestra naturaleza inferior corresponde a la inercia y la necesidad de conservar la calma, pero las alas son la inspiración para ir mucho más haya.

Este grado trata de conservar la vida tranquilo y con sentido práctico sin embargo desarrollando la fuerza y el vigor es la tenacidad. Y con esto podemos construir nuestro templo interior.

He aquí una muy importante clave para descubrir el secreto de los constructores iniciados de antaño.

El grado undécimo de la dualidad y las mascaras El primer grado de la maestría.

Los 33 grados de la masonería

El conflicto del ser humano con respecto a las cosas opuesto y las dualidades esto ocasiona conflictos y sufrimientos, la lucha constante entre la felicidad y la pena, el placer y el dolor, lo atractivo y lo feo, el odio y el amor.

Esto genera una sensación de desestabilidad interior y se llena de emociones negativas, la calma se recobra cuando la dualidad se logra transformar en una unidad. En este punto la agitación se detiene.

Esto pasa por que se logra una compresión superior primero por obra de la voluntad y luego por un estado de conciencia elevado. Sin embargo, debemos señalar que la unidad no es producto del esfuerzo, la unidad es un don.

Este requiere un arduo trabajo y preparación y es mediocre pensar que las grandes metas espirituales se alcanzan solo un poco de esfuerzo diario. La clave es el trabajo preparatorio, pero sobre todo la meditación y la disciplina. Para alcanzar los mantras.

Una vez alcanzado ese tema todo lo demás puede ser superfluo y sin importancia, La individualidad el aspecto superior de nuestra naturaleza, afirma el detrimento de la personalidad el aspecto inferior de nuestra naturaleza.

El grado duodécimo el dragón el primer guardián del umbral.

Los 33 grados de la masonería

En muchas tradiciones los dragones y los toros combaten contra los héroes del sol, Hércules, Mitra, Jason, Horus, Apolo. El dragón es un gran tetramorfo alude a los 4 elementos, El aire se ve en sus alas, El agua en su cola, El fuego en su poder de llamas, y las patas simbolizan la tierra.

Esta bestia purifica los 4 elementos este proceso es normal en la iniciación, El dragón simboliza nuestra naturaleza inferior, que debe ser vencida y dominada pero jamás muerta, para que el reine el espíritu.

En este grado la purificación será primordial. El dragón lo hemos fabricado nosotros mismos a lo largo de los años. El dragón son los efectos kármicos acumulados en tu ser para poder continuar debemos iniciar una lucha con este dragón.

El dragón se interpone en el sendero a la caverna que donde se hayan los tesoros de la evolución. Y como los nuevos Hércules y Sigfridos debemos bañarnos en la sangre del dragón y si vencemos tendremos camino libre a la evolución.

Para que el alma pueda alzarse en presencia de los Maestros, es necesario que los pies se hayan bañado en la sangre del corazón”.

Los 33 grados de la masonería

Grado décimo tercero el delfín.

Los 33 grados de la masonería

El delfín es la representación de una nueva etapa, de un despertar a una nueva condición material deseable, se debe de adquirir para superarla después. El delfín corresponde a la cualidad del ritmo y gracia.

Es trascendental aclarar que el simobolon asume la necesidad de armonización interior con el universo, se busca equilibrar el ritmo personal con la vibración del cosmos, esto supone una formación cosmológica que te ayude a vivir en paz con tu misión

No debemos olvidar que el delfín es considerado el rey de los peces y el más próximo a los humanos por su capacidad mental. El nada por las aguas directamente hacia su meta, sin extraviarse jamás.

Tal como este el iniciado debe tener presente su objetivo y una voluntad muy firme que jamás le permite equivocar el rumbo. El delfín es un rescatista de humanos, ayuda al naufrago a llegar su playa evitando una muerte segura.

Es por eso que el delfín simboliza también al maestro y a esa gran voluntad de servir fraternalmente en este mundo de manera espiritual y material, todo esto debe de ser una calidad permanente y sobresaliente del iniciado.

Los 33 grados de la masonería

Décimo quinto el gran elefante.

Los 33 grados de la masonería

Un elefante jamás olvida, por eso simboliza la experiencia y la prudencia, su carácter tranquilo hace que lo asociemos a la reflexión, la meditación y la tranquilidad prolongada.

Este animal es todo paciencia es inteligente y receptivo, recuerda todo lo que le pasa, es asociado con el conocimiento puro (omnisciente), dado su capacidad de oír por sus grandes orejas es importante para el iniciado.

El elefante esta libre de los conflictos externos e interno, solo debe de mantener su atención en aprender todo lo que sea posible y captar el sentido de la existencia del ser humano.

La oreja de este ser es la base de nuestra tradición, el conocimiento se transmite de boca a oído, y estas orejas representan la disposición del alumno a escuchar en silencio las palabras del maestro.

Décimo sexto es la serpiente y la inteligencia astuta

Los 33 grados de la masonería

Este animal es un símbolo poderoso y lleno de significados, puede representar la maldad o la sabiduría. Es por esto que debemos ser prudentes, y no interpretar de manera precoz.

La serpiente y el hombre son una lucha de fuerza e inteligencia, Prometeo y medusa Adán y la serpiente, en si representa la lucha de la inteligencia en contra de la materia.

Los misterios menores.

Grado Décimo séptimo. La Templanza

Los 33 grados de la masonería

En este punto podemos encontrar dos niveles de significado, el primero es el orden ético moral de la existencia este señala la mesura y la sobriedad que debemos practicar y corresponde a los arcanos del tarot.

La templanza es mas que solo el control de los apetitos y las pasiones, supone rigor es dominar la materia con el espíritu. Claro esto tiene muchas implicaciones y no es sencillo el completo control.

El tener bajo control nuestras pasiones, nuestras reacciones, nuestro sentir, controlar la pena, la alegría, el amor el odio, el honor, el placer y la fama supone la trascendencia del existir.

Sin embargo, hay un significado que va mucho mas haya, y se dirige a la energía de la vida, y su permanente cambio, y hace referencia en la transformación de la energía sexual en energía espiritual (como sucede en el hieros gamos)

Esto permitira no solo ascender a otros niveles de conciencia más elevados, además de ayudarte a la adquisición espiritual de los misterios menores.

Décimo octavo el Pelícano la trilogía fe, esperanza y caridad

Los 33 grados de la masonería

El pelicano es el símbolo hallado en la tradición católica y esotérica a nivel religioso es el símbolo de cristo, en la leyenda se narra que el pelicano llega por su amor paternal a alimentar con su propia carne a sus hijos, en caso de necesidad.

En nuestro rito escoces en el grado 18 el significado es más recóndito a continuación desglosaremos, muchas veces este animal se representa en iglesias con 3 crías, con son las virtudes fe esperanza y caridad.

En el rito escoses las crías son 7 dado que se suman 4 virtudes cardinales: Prudencia, Justicia, fortaleza y templanza.

Este animal es un símbolo de la voluntad activa del bien hacer, expresa acciones justas y perfectas, el pelicano al alimentar a sus hijos con su carne de su corazón mana sangre y agua que representan la regeneración, purificación y el inicio de una nueva vida.

La tradición del pelicano viene desde la antigüedad, de Hermes, de Egipto incluido en representaciones de Osiris, en los sarcófagos.

Este grado trata de desarrollar una perfecta paz interior, el dominio de las emociones y la aspiración de investigar la verdad, trascendiendo de todas las cuestiones mundanas, Así como el desinterés de las recompensas por nuestras acciones en este mundo.

Asumiendo que estas recompensas serna una ofrenda al arquitecto y con el fin de llegar a un logro realmente supremo.

Los 33 grados de la masonería

Los grados de las formas de dar del 19 al 22

Grado décimo noveno

Los 33 grados de la masonería

Pasar por tu existencia sin dar nada a cambio es pasar en vano, este grado habla de sembrar todo lo que has cosechado de la tradición hasta este grado, los 4 personajes que veremos en estos grados nos dirán como dar y regresar lo que recibimos.

El personaje del grado 19 es despreocupado e irresponsable además de negligente, jamás se preocupa debidamente de transmitir el preciado secreto que recibió, y este no llega a quien debería.

Olvida que en ciertas personas es un deber saber callar. Quien no está calificado jamás aprovechara el saber, y derrochara o despreciara con descaro a la sabiduría y a quien quiere enseñar

Grado vigésimo

Este personaje detiene el ánfora de la sabiduría de otra manera tiene un punto de apoyo, pero es demasiado rígido en su forma de ser. En una posición forzada de realizar la tarea.

Simbolizando como se transmite el conocimiento de manera literal y rígida, sin haber captado la plenitud y riqueza de las mismas, así como el simbolismo y el significado oculto de cada cosa.

Esta rigidez que adherirse a lo literal elimina el significado y jamás nos permite llegar nada más. Aunque este ser aporta mas al conocimiento sigue siendo negligente y se equivoca, pues este personaje no sabe como ni donde va llegar su mensaje.

Una lección rígida y sin posibilidad de interpretación carece sentido y elimina el criterio desemboca a un dogmatismo y jamás va permitir aprender, discurrir o superar los propios límites

Grado vigésimo primero.

Este ser domina claramente el ánfora del conocimiento y la maneja con precisión, sin embargo, tampoco existe amor y no hay una preocupación por quien va recibir el conocimiento.

Su seguridad en si mismo, hace que el conocimiento se pase sin humildad dado que el se considera sabio, único e irremplazable. No procura hacerse entender  y no desciende al nivel de los debas para hacer posible la compresión del mensaje

Grado vigésimo segundo el segundo grado del maestro

Este personaje muestra una actitud justa, en el hay sabiduría el siente el amor y el lo sabe, todo en el revela una preocupación inmensa por que el mensaje llegue a quien tiene que llegar, pero además que este mensaje sea comprendido.

El personifica la verdadera transmisión con el espíritu de la sabiduría de las edades. Transmitir el conocimiento y la influencia espiritual es esencial para la iniciación.

EL INICIADO 

Grados vigésimos terceros al vigésimo quinto. 

Los 33 grados de la masonería

 

Vigésimo cuarto El león castigado

Una de las cosas que nos puede perder es la soberbia, esta puede hacer que tomemos una parte como el todo y lo menor por lo mayor, cuando adquirimos sabiduría en algún punto puede que creamos saberlo todo y esto limitar nuestro desarrollo.

Desafortunado aquel que cree que un día de verdad es el conocimiento absoluto, si así lo hace el quedara sin apoyo, desequilibrado y en algún momento llegara a la conclusión de que su sabiduría no será tan grande y que aun le resta mucho por aprender.

Cuanto más sepas más grandes serán las responsabilidades de este saber y menor el derecho a vanagloriarse de él es más fácil caer cuanto más alto se llega.

Vigésimo cuarto el león alado

La luz de los misterios es un fluido terrible, impuesto por la naturaleza y sirve a la voluntad, ella alumbra a quienes saben dirigirla y elimina a quienes ignoran su poder o abusan de ella,

El que mas alto llegado mas bajo puede caer los efectos kármicos no son los mismos para un ignorante que para un iniciado. Este segundo león encontró el equilibro entre el cielo y la tierra, y en el predomina la fuerza y el vigor.

La venda a caído de sus ojos y el león se transforma en el portador de mensajes severos para los iniciados, su rol es alejar de nuestra conciencia toda información insana, eliminar el egoísmo y la soberbia.

Vigésimo quinto La contemplación del interior divino.

Con los ojos vendados, deveras ver a lo interior de lo divino, la actitud de bendecir y consagrar, con ojos cerrados se refleja la paz y la armonía. No es necesario ver hacia el exterior para conocer la verdad, que se haya en tu interior.

Y para ver hacia tu interior no existe nada mas valioso que la introspección vía meditación, de esta no podemos prescindir desde el inicio de la vía iniciática, el problema es que se requiere la guía de un verdadero maestro.

Esto por que muchos irresponsables o falsos gurús enseñan esta disciplina de manera falsa y perjudicial para el que lo sigue.

El verdadero maestro lo es por haber conocido su propia realidad interior y de ella emana si luz, su fuerza, su grandeza y el valor de sus enseñanzas

He aquí la importancia de la bendición, el recogimiento interior de la disciplina espiritual la que comienza e irradia amor a todos los seres y al mismo universo en su totalidad.

La devoción, es la culminación natural de la experiencia religioso, es la vía de la realización espiritual que se conoce como misticismo, es una vía pasiva pues supone una entrega total de tu ser a dios. Impulsado por la devoción y el amor.

La salvación desde el punto de vista tradicional es la simple prolongación del postmortem de la materia tan repetido en los rituales funerarios de las religiones.

Sin embargo, en la iniciación la salvación es más bien liberación es salir de la corriente de las formas por medio del acceso a estados supra personales que no pueden situarse en el espacio tiempo.

Tradición repetida por distintos rituales paganos y enseñanzas esotéricas, en iniciaciones de todo el mundo la liberación no es el final ni un estado limite es la realización del yo, de su esencia en algo más.

Pero el camino no solo demanda devoción, también cumplir exigencias y diciplina si no los esfuerzos del individuo serán infructuosos.

En particular este grado es muy extenso y requeriría un tomo para aterrizarlo, es por eso que lo resumiremos en

Como aspirante debes entregarte a la divinidad, sin importar el nombre que le des adorándolo como ser interno y en esencia de la vida. El someterse conscientemente a la voluntad divina es un paso esencial para lograr continuar por el sendero.

Sin embargo, la adoración a dios debe ser en sus dos naturalezas su naturaleza femenina como madre divina y diosa única y su naturaleza masculina como poder y desarrollo.

LA CULMINACION DE LOS MISTERIOS MENORES EL PASAJE DE LA LUNA AL SOL 

Grados vigésimo sexto al trigésimo primero

 Vigésimo sexto La luna y la receptividad consciente.

El simbolismo de la luna para la tradición, representa el alma, la emoción y la receptividad, las alas indican la elevación interior ya alcanzada sin embargo la luna indica el grupo masivo de humanos que no han logrado la iluminación.

Este grado nos prepara para llegar al fin del camino de los misterios menores, y a comprender a más detalle nuestra existencia

Grado vigésimo séptimo La guía de la deidad interior.

Este es el pasaje del iniciado de un mundo a otro, el sol es mas fuerte en este grado el sol que representa la minoría humana iluminada, en este grado el sol es predominante dado que ya cambiaron de posiciones, en el grado 26 la luna era predominante.

Este grado elude a la purificación, a la elevación de emociones y sentimientos. En esta actitud se recibe la energía espiritual y física de planos mas elevados, la naturaleza interior ya no cuenta al entrar de lleno en la vida del espíritu.

Ya en este punto hemos controlado todos los impulsos interiores,

Grado vigésimo octavo. La espada el gran poder de la palabra.

La palabra es como una espada, este objeto es el símbolo del verbo y le da el poder sagrado a la palabra. La estaba aparece en varios símbolos, sale de la boca del cordero del apocalipsis, en el islam algunos imanes tienen espadas durante su predicación. La espada también contiene un simbolismo axial como eje del mundo y del macrocosmos.

Así como representación de la naturaleza masculina. A nivel microscosmico en el ser humano la espada es el hallazgo del equilibrio perfecto en el interior, el poder que deriva de la justicia y lo correcto de los actos

El símbolo en si es la capacidad de decisión, y el poder de juzgar, la espada es el valor y el coraje, sin ellos el individuo no avanza, en la búsqueda de la verdad si no que aferra a los dogmas.

Grado vigésimo noveno el águila la realeza del cielo.

El águila es el símbolo de la realeza y la elevación, es una ave celeste y solar, es capaz de elevarse por encima del cielo y es por eso que representa la visión de dios y la teofanía para el simbolismo esotérico medieval.

El águila tiene la capacidad de ver al sol sin parpadear, esta acción simboliza al iniciado que recorre el sendero y es capaz de mirar de frente a dios sin parpadear. La grandeza del águila es incuestionable.

El iniciado no debe de perder jamás su rango espiritual para ello debe evitar ocuparse de asuntos mezquinos y no importantes. El individuo debe de guardar el lugar que le pertenece, aunque los demás se alejen de el ya sea por miedo o ignorancia.

Un águila debe de ser independiente, y firme, debe de elevar su conciencia a dios con la energía y velocidad, a nivel metafísico el águila es el poder del ser interno. Transformado en individualidad

Grado trigésimo El fénix del fuego recuperador.

El fénix simboliza la inmortalidad, es impórtate interpretarlo de manera correcta, a veces entendemos por inmortalidad el vivir un tiempo indefinido, cuando en realidad debemos entenderlo como el nacer a lo atemporal a lo eterno, que se encuentra fuera del tiempo, del espacio y de esta realidad.

El fénix es un símbolo universal de varias tradiciones lo encontramos en Egipto, Grecia, en el islam en China, se asocia al fuego y es un ave que después de ser quemada, renace de sus cenizas. Después de esto la ave se ha purificado y regenera su naturaleza a través de la muerte.

La sigla asociada al Fenix es INRI (Igne natura renovabitur integra: el fuego renueva por entero a la naturaleza) misma que fue usada por los hebreos en sus creencias, INRI (IESVS NAZARENVS REX IVDAEORVM, o bien Jesús de Nazareth rey de los judíos) extrañamente tanto el ave fénix como Jesucristo, renacen de la muerte para acceder a la divinidad.

El fénix es el preludio de una vivencia interior suprema, de una experiencia de iniciación elevadísima que desprende de un contacto átmico.

El aspirante se prepara para pronto comunicarse con una la conciencia superior con la conciencia superior y solo cuando lo logre comprenderá cual es su verdadero ser.

El fuego renovara su naturaleza por entero, comprender que la muerte es una mentira y un imposible, pues morir en un plano de existencia es equivalente a renacer en otro.

El fénix completa la trilogía de aves, debes de pasar de una paloma a un águila y ahora el fénix, tal como en los misterios de mitra con las águilas, halcones y cuervos.

Grado trigésimo primero El ángel

El ángel es la ayuda de dios, que desciende a nosotros para ayudar al hombre impulsándolo a sus aspiraciones espirituales, con el ángel se completa el ciclo de los alados, El águila el toro y el león.

Estos 4 elementos componen el tetramorfo así como el tetractys de los pitagóricos, esto es evidente pues existe una correspondencia simbólica, El hombre y el ángel corresponden al espíritu creador, el toro es materia y extensión representado por el uno.

El águila es la unión de espíritu y materia la síntesis de lo opuesto y la resolución de las dualidades al más alto nivel.

El León es la forma manifestada y representada por el 4. El hombre sabe por su inteligencia, y debe querer con la voluntad del león, debe atreverse con el valor del águila y permanecer silencioso, pero con fuerza como el león.

El ángel siempre traerá un mensaje, una buena nueva anunciándonos un hecho maravilloso, que pronto tendrá lugar, este simboliza lo que viene de lo alto, y en este punto llegamos a la tercera y ultima etapa de la gran obra de nuestro interior.

Grado trigésimo segundo. El santo grial el sol en el corazón.

Este grado refleja lo divino y el inefable extasis Se ha alcanzado la meta y esto completa el ciclo de la gran obra interior, he aquí el secreto de nuestra divina herencia que es el contacto con la fuente de dicha infinita.

La esencia de nuestra vida y gloria de nuestra alma en este punto el alma es radiante como muchos soles y con fragmentos del brillo de dios y con esto la conciencia universal, la integración del ser humano con todo el universo en tiempo y espacio.

Este punto es la piedra filosofal, pero una mas especial que la que nos lleva al oro, esta piedra nos llevara el oro filosófico, los antiguos maestros nos decían que los hombres alcanzaban los grandes misterios si veían el sol de medio día en medio de la mas densa niebla. Para ellos la noche era luminosa como el dia.

Al alcanzar los grandes misterios, pueden ver el sol divino en su propio corazón y este sol jamás se pone, Y esto no es otra cosa que el santo grial que buscaban los caballeros medievales.

LOS MISTERIOS MAYORES 

Grado trigésimo tercero el águila bicefala

LA RAMA SECA FLORECIDA LA COMUNIDAD DE LOS MAESTROS

DE LA ORDEN DE MELQUISEDEC

 EL CUERPO DE GLORIA

En este grado se revelarán todos los grandes misterios, aquella rama seca que del grado 8 que iniciaba en los pequeños misterios a florecido, la conciencia se a liberado el alma tiene acceso total a la iluminación.

En este grado la personalidad del hombre se ha disuelto mientras el espíritu divino se apodera de su ser, la apoteosis es una realidad y ahora y el ser esta iluminada por una nueva realidad superior

Entonces la calma llega una paz tan profunda que impactará al mundo, la conciencia estará en otro nivel, un nivel sutil elevado de los 5 cuerpos o vehículos, y el cuerpo se formará progresivamente para ingresar a la monada, por un proceso de alquimia.

Donde la materia ordinaria transmuta en materia divina y se vibra en un nivel superior, saliendo de este plano y entrando con el control de la plena conciencia.

Ahora ya se forma parte de los maestros espirituales y puedes entrar en comunicación con los grandes maestros espirituales con los que puedes interactuar sin importar la época o el entorno.

El humano llega a ser mas que eso y se prepara para las nuevas experiencias que vivirá en el plano supra personal, hasta abandonar en algún punto la forma y el espacio de esta dimensión. Ya con todos los misterios revelados.

.