SER MADRE JOVEN VENTAJAS Y DESVENTAJAS

Hoy les hablare un poco acerca de lo que implica ser una madre joven muchas dirán que no hay desventajas en serlo pero si, aunque hay más ventajas, la verdad ser madre es una experiencia increíble, es tener una razón de ser para el resto de nuestras vidas, el ser madre no significa solo cambiar pañales, calentar biberones, esto es solo el comienzo de una maravillosa etapa, este es el momento en el que nos damos cuenta que somos capaces de hacer cualquier cosa por nuestros hijos, el ser madre significa cambiar nuestra vida, nuestro tiempo y nuestra forma de pensar, es dar todo nuestro corazón y tener esas fuerzas para sacar a nuestros hijos adelante y enseñarle un poco acerca de la vida.

SER MADRE JOVEN

Si hay un amor que podamos llamar verdadero es el gran amor de una madre sincero e infinito no significa que vas a sonreír siempre sino que también algunas veces te va a tocar llorar, tendrás muchas noches de insomnio desde que nace y aun así conforme va creciendo son más las preocupaciones que tendremos por nuestro hijos a veces también nos encontraremos en la situación de decirle NO a nuestro hijos aunque esto sea doloroso para nosotros pero a veces hay que enseñarles que siempre habrá límites y tendrán que aprender, realmente una vez siendo madre no podemos vivir sin los hijos y es por eso que decidimos compartir al máximo con ellos.

Como lo mencionamos ser madre joven tiene numerosas ventajas y desventajas, la maternidad siempre será un reto para nosotros porque a veces sin saber nada damos lo mejor de nosotros, en la sociedad contemporánea, el rol de las mujeres ha cambiado radicalmente.

Antes la vida de nosotras giraba en torno al cuidado de la casa, su marido y sus hijos, hoy en la actualidad a lo contrario intentamos conciliar la vida laboral con la familiar y social.

VENTAJAS DE SER MADRE JOVEN

Nuevo a continuación te diré cuáles son las ventajas de ser una madre joven, en la joven embarazada se abre un mundo lleno de dudas, como sabemos esto Ocurre también con la llegada de cualquier hijo así sea el primero el segundo y así sucesivamente; es natural preocuparse por las responsabilidades que se avecinan y mucho más que siendo madre joven la inexperiencia genera aún mucho más inseguridad sin embargo encontramos ventajas como:

No preocuparnos por el tiempo:

Si bien no hay edad para ser madre después de determinada edad, se torna más difícil quedar embarazada cuántos más años se tiene, y una vez que aparece la menopausia es casi imposible. Al concebir jóvenes nos ahorraremos la preocupación del tiempo. La edad ideal para el embarazo de la mujer está estimada en torno a los 20-25 años.  Las probabilidades de riesgos y contratiempos asociados al embarazo disminuyen.

SER MADRE JOVEN

Nos adaptamos rápidamente a los cambios

Asimilar los retos de la maternidad será más fácil. Ya que cuando eres joven tienes mucha más energía para cuidarlos y jugar con ellos. Cuando uno es joven asimila los cambios con más facilidad, ser madre es un cambio importante en nuestras vidas, tener ese cambio de vida a una edad temprana hace más fácil que lo asimilemos y nos adaptemos.

Padres jóvenes

Una de las ventajas más importantes de ser padres jóvenes es que cuando ellos sean jóvenes nosotros también lo seremos, por ejemplo, si tenemos 20 años al tener a nuestro hijo, para cuando él o ella tengan 20 nosotros tenderemos 40 y estaremos en buen estado físico y psíquico para salir y disfrutar del mundo. Convertirse en madre joven implica que durante la etapa de crecimiento de nuestros hijos seguiremos siendo jóvenes. Todo ello nos permitirá no solo disfrutar más de ellos, sino que cuando ya hayan crecido todavía seguiremos siendo jóvenes para realizar todo tipo de actividades.

Recuperar más fácil y rápido tu figura.

Con el paso de los años, nuestra piel se volverá menos flexible y su capacidad para volver al mismo sitio de antes será menor. Es por ello que la aparición de estrías podría ser algo habitual, a la vez que las cicatrices se cerrarán más lentamente.

Ser madre joven nos permitirá recuperarnos a una mayor velocidad y recuperar nuestra forma previa al embarazo. El cuerpo y la piel de la mamá vuelve a su estado natural con mayor facilidad.

Convertirse en mamá es una responsabilidad de por vida, muchas veces esto lo buscamos con la pareja, pero en ocasiones suele llegar de sorpresa en el camino de una relación.

Hoy en día hay jóvenes que quieren comerse el mundo apenas acaban su universidad, quieren viajar conocer es lo que más desean, por eso cuando llega a sus vidas una personita se sienten abrumados y/o perdidos por que esa personita va a depender todo el tiempo de uno.

Si bien como ya lo mencione antes, esa nueva responsabilidad que trae muchos cambios, como todo en la vida, tiene sus altos y sus bajos.

A continuación te diré cuáles son las desventajas de ser madre joven.

El estudio o trabajo

Cuando somos jóvenes nos estamos preparando para la vida profesional y laboral, puede que aún estemos estudiando o trabajando, así que repartirse entre estudios, hijo y trabajo puede ser una gran desventaja para ser madres jóvenes. Pero no te preocupes porque puedes lograrlo.

Cambios en la vida que llevamos

A veces uno planifica su vida de determinada forma, por ejemplo: estudiar, trabajar y formar una familia pero las cosas no se dan como se esperaba, llega un hijo y tenemos que adaptarnos.

Ser madre joven significa tener que adaptarse a nuevos desafíos y muchas veces tener que renunciar a algunas cosas como por ejemplo salir con amigas o salir a bailar todos los fines de semana. Te pierdes de muchas cosas, viajes, fiestas, novios, etc. Por lo general los hijos de madres jóvenes crecen sin la figura paterna.

La economía

Algo que también debes de pensar bien es si tu economía esta favorable para tener bebes y es que Los bebés cuestan mucho dinero y mientras más crecen más gastos son, nunca piensen que al crecer tus hijos tus gastos se acabaran.

Pero sabes qué es lo mejor de todo, tendrás una personita que a pesar de las adversidades estará ahí, te verá sonreír, llorar, pero te acompañará en tu camino siempre. Y cuando sientas que tu mundo se viene abajo solo piensa en ellos y es por ellos que podremos salir adelante.

Cada etapa de nuestras vidas tiene sus pros y contras a la hora de ser madre, probablemente cuando somos jóvenes no tenemos tanto dinero o madurez, cosas que adquirimos con el tiempo, pero con el tiempo también perdemos energía y fertilidad