lo largo de la historia el fútbol mexicano ha tenido extranjeros de gran calidad, que llegaron a nuestro país con la intención de convertirse en auténticos ídolos para la afición y en el deseo de los entrenadores de cada uno de los equipos.

Sin embargo, existe la contraparte; antagonistas que también son recordados por la afición, pero no por sus logros, sino por la ausencia de ellos, haciendo que el paso por el fútbol mexicano fuera un fracaso tanto para ellos, como para el equipo que los contrato.

Es por ello que en Marca Claro hacemos una recopilación de algunos de los peores fichajes extranjeros que han llegado a la liga mexicana y que son dignos de ser recordados en las festividades del día de muertos.

1. LUCAS CASTROMÁN (AMÉRICA) 

De ser un ídolo en Argentina con el Vélez Sarsfied y una estancia de tres años en Italia, América buscó los servicios de Lucas Castroman.

Los de Coapa pagaron 4 millones de dólares por 15 partidos y cero goles, además de muchas patadas que ocasiones bastantes tarjetas a los de Coapa.

2. CARLOS LIZARAZO (CRUZ AZUL)   

Agustín Manzo fue el encargado de traer a este elemento para la Máquina, aunque su paso fue el de un fantasma. Lizarazo venía del Deportivo Calí, sin embargo una lesión le impidió debutar con el Cruz Azul y luego de seis meses se fue.

3. RAÚL TAMUDO (PACHUCA) 

Un jugador español que llegó a los Tuzos del Pachuca con altas expectativas. Tamudo militó en equipos de media tabla, pero en la Bella Airosa pretendían hacerlo un referente; su fe terminó tras diez partidos y un solo gol.

4. ROQUE SANTA CRUZ (Cruz AZUL)   

Una auténtica leyenda del fútbol de Paraguay llegó a Cruz Azul en el 2015. Procedente del Málaga, Roque Santa Cruz ganaría 3.2 MDD al año, pero el guaraní llegó con la etiqueta de lesiones y jamás pudo despegar en la Máquina; Jugó en diez partidos y marcó cuatro goles.

5. MARCO DELVI DA ACOSTA ‘FANTICK’ (AMÉRICA)

No todos los brasileños traen el fútbol en las venas. Fantick, como era conocido, llegó a América luego del título conseguido ante Tecos. Su paso por América se reduce a un gol ante Pachuca y el odio de la afición

6. DANIEL BILOS (AMÉRICA) 

Una de las tantas bombas americanistas a lo largo de la historia fue justamente Daniel Bilos. Jugó cuatro partidos como titular con los de Coapa y su mayor mérito fueron los dos goles que marcó; la altura de la ciudad de México fue, según el argentino, lo que no le permitió explotar su calidad.

7. MAXIMILIANO BIANCUCCHI (CRUZ AZUL)

Argentino que llegó a Cruz Azul con la etiqueta de ser ‘el primo de Lionel Messi’, lo que cautivó a la Máquina y se olvidaron de las cualidades futbolísticas.

El mediático refuerzo celeste terminó e el olvido, porque para lo realmente importante no funcionó. Biancucchi le podrá presumir a Messi el gol que le marcó Talavera… y nada más.